EL OTOÑO YA ESTÁ QUIIIII

Ay el otoño… Personalmente es una estación que me encanta.

Para mi el año empieza en Septiembre, no el 31 de Diciembre. Bueno, y no sólo para mi, sino también para mucha gente. Quizás sea porque el cuerpo entero se “rehace”, aunque si lo piensas bien, también pasa en la Naturaleza, muchos  árboles, por ejemplo,  pierden las hojas, las flores;  los animales están más tiempo en sus madrigueras, incluso algunos tan grandes como los osos hibernan meses. Es por eso que, desde mi punto de vista, en esta época del año hay que cuidarse mucho, pero no precisamente de una manera detox. Si no todo lo contrario.

Es decir, hay que limpiar pero limpiar no manchando. Con esto que quiero decir?

Pues que hay que comer, pero bien, para que nuestras “hojas y flores” cuando salgan de nuevo estén llenas de vida y color. Si nosotros ahora comemos a base de ensaladas, platos fríos, especialmente por la noche, helados, refrescos, etc, perdemos el calor interno que el cuerpo necesita para nutrirse y rehacerse. Por otro lado,  así como en primavera hay que hacer mucho deporte, tomar mucho batido verde, comer menos calorías de las que ingerimos  en el invierno y “abusar” de las ensaladas por ejemplo, en otoño es mejor seguir otro tipo de pautas totalmente distintas.

En primavera ese tipo de dieta nos viene muy bien para que el hígado se depure mejor de todo lo que ha comido en invierno, especialmente en  las Navidades o en Semana Santa, pero el otoño quiere platos un poco más consistentes y calientes. Es verdad que que con el tiempo que está haciendo en Madrid, dónde vivo, tampoco apetecen demasiado porque sigue haciendo mucho calor, pero yo ya he empezado a cenar platos templados, por ejemplo una ensalada pero con verduras al wok o al vapor en lugar de crudas, la fruta la dejo para la mañana y no tomo tantos yogures y menos por la noche. Prefiero terminar mis cenas con una infusión o sopa miso.

Si hablamos del deporte lo mismo, es mejor hacer menos ejercicio o ejercicio de menor intensidad, y hacer también más ejercicios ejercicios de respiración. Sudar es igual de importante por eso las saunas, el baño turco etc , es muy bueno. Si no puedes ir, también puedes hacerte el spa en casa metiéndote en la bañera calentita con 2 kilos de sal, esto ayudará a que elimines toxinas por la piel, quitándole trabajo al hígado o al riñón. Otra cosa que puedes hacer es pasarte un guante de crin a diario, en ayunas y en seco. Esto retira tus células muertas y tonifica y despierta tanto tu sistema linfático como sanguíneo.

Así como en primavera todo el mundo habla del hígado, el otoño es la estación  del pulmón.  Asociados al pulmón están el intestino grueso o la piel. Según la Medicina China los tres órganos están asociados al elemento Metal.  El elemento metal está relacionado con la respiración, pero no solo la de los pulmones, si no de todas las células del organismo por eso es tan importante la respiración “consciente”, es también una manera de tonificarnos porque el otoño es “introspección” o atención interior.

Es normal sentir cansancio, o apatía en esta transición,… es  lo que tiene pasar del sol y calor a  la luz un poco más tenue. El cuerpo necesita adaptarse.

Por eso , si no queremos retener líquidos y que esos kilos del verano se queden hasta el año que viene tenemos que hacer una buena transición.

Los problemas pulmonares y cutáneos suelen estar muy relacionados, de hecho a la piel se le conoce como el 3er  pulmón y, al igual que el intestino grueso es un órgano importante de eliminación.

Podemos tonificar el pulmón con:

  • El sabor PICANTE es el que lo tonifica. Pero siempre, en cantidades moderadas. Ya que un exceso los debilita, porque los sobreestimula.  Tiene sabor picante el clavo, la menta, la mejorana, el jengibre, la canela o el curry.

 

  • Los alimentos  de color BLANCO como el puerro, el ajo, la cebolla, la escalonia,  la pera, la patata pequeña, el arroz, los huevos a ser posible ecológicos, el nabo, la coliflor, el hinojo, los espárragos las almendras, el pescado blanco, la sepia, el calamar o la manzana.

Pero también las crucíferas en general como el brocoli, las coles de bruselas. También las castañas, las lentejas, la ternera o el pavo.

También favorecen al pulmón las alcaparras ( no en exceso ), el comino, el anís, el pepino, el rábano o el berro, el mijo, la zanahoria o la miel.

  • Respecto a las cocciones es mejor ir alejándonos de las ensaladas y optar por cocciones un poco más largas en cazuela “de toda la vida”.

 

  • Es mejor evitar los fríos como los helados,

Que comáis mucho y bien!!

Os quiero.

Mis suplementos para mi piel

Hola!!! ¿Qué tal estáis?

Muchas veces me preguntáis que suplementos me tomo normalmente, y como yo os lo cuento todo, hoy es lo que voy a hacer. Como a la gran mayoría os interesa la piel, os voy a contar lo que estoy tomando ahora.

La piel es un órgano ( el más grande del cuerpo, por cierto ) muy chivato. Nos desvela como estamos por dentro, incluso si tenemos o no ansiedad, cómo son nuestras digestiones, si estamos bien hidratados o no, si abusamos de las carnes o de los lácteos… En fin, que ella ” lo cuenta todo ” por eso tenerla perfecta es casi misión imposible.

Ahora , no hay nada como una piel bonita…!!

Os cuento encantada como me la cuido yo, pero os digo desde ya, que yo voy cambiando. Quizás por eso uno de los armarios de mi casa parece  un mini herbolario!!! .. Menos mal que mi marido los utiliza tanto como yo, así no hay tiranteces matrimoniales tipo ” Menuda cantidad de botes tienes siempre en casa!!!”   Y cosas por estilo..!!

Antes de meternos en faena, tened en cuenta que yo ( en nada yaaaaa !!! ) cumplo 43 años ( horrrrooooor )  y la edad , desde mi punto de vista es muy importante para saber que suplementos necesitas, por eso lo mejor es que vayas a un buen profesional a que te asesore.(  Esto lo digo porque tengo chicas en el centro que toman verdaderas bombas antioxidantes con 20 -25 años.. y yo siempre les digo, entonces cuando pases de los 40 que te vas a tomar??!!… Ay… si es que siempre pasa, que cuando una es joven lo quiere todo y ya! ).

La piel al ser un órgano como cualquier otro para su buen funcionamiento y estado es imprescindible que la trates bien por dentro. Yo no creo en los tratamientos externos si no se tiene en cuenta lo de dentro, es decir, como me alimento, cómo descanso, qué bebo…. Es verdad que hay trataminetos maravillosos , pero si no te cuidas en el día a día……… Vamos, que luego no se le pueden pedir peras al olmo.

También quiero que sepáis yo a diario no uso alta cosmética , bueno ni alta ni baja la verdad..sobre todo utilizo aceites, arcillas, que poco a poco os iré presentando ( si, en esto también  soy muy ” Juan Palomo ” ) , o cremas que se elaboren con materias primas a base de plantas medicinales. aceites y productos naturales,  y si puede ser, que lleven  certificado ecológico.

Hay marcas como Dr. Hauska, L´Herbolario, Plante System, Amapola, Armonía.. que me gustan mucho. Tienen cosas muy interesantes, como la Crema de Cydonia o la Crema Fluída del Dr. Hauska, los tónicos de Armonía como el Agua de Violetas o Manzanilla..

Pero vamos con los suplementos, que me lío.

Los suplementos que utilizo son

Vitamina C en forma de éster. Me lo compro de la marca Tongil. El bote se llama Éster C. Es un buen antioxidante, de forma no ácida , así que se tolera muy bien, seguramente, incluso para  los que tengan el estómago delicado. Además contiene flavonoides como la rutina ( buena para la circulación ) , la hesperidina o los cítricos que potencian la acción de la vitamina. Y  como es de liberación  retardada su acción dura casi todo el día

Ácido – Alfa -lipoico : Aunque lo elabora el organismo , ayuda a que las vitaminas del grupo B sean más eficaces produciendo energía. Yo me lo tomo para la piel, ayuda a que esté lustrosa y no pierda tersura evitando la flacidez. De hecho lo incluyen a cremas porque aminora las arrugas.

Sal de Shussler número 1 y número 11. Las sales de Shussler ayudan a estimular o restaurar las funciones corporales.

Sal nº 1 : Ayuda en los problemas de piel , uñas y huesos. Pero sobre todo es una sal que regula el grado de elasticidad de los tejidos hasta alcanzar el nivel normal, como sucede por ejemplo, cuando tenemos varices ( mi casooo !! ) , alisa cicatrices o verrugas.

Sal nº. 11 :
Indicada a nivel general para las arrugas prematuras y en exceso, así como para el envejecimiento, También para las uñas y el pelo quebradizo. Participa en la fabricación del colágeno y a la elasticidad y firmeza de la piel.

Las sales las podéis encontrar en herbolarios y farmacias. Hay once sales distintas y yo soy muy fan de todas ellas.

Yo las tomo juntas y me tomo dos o tres pastillitas ( son muy chiquititas ) por la mañana y otras por la noche. Se disuelven fácilmente en la boca y no saben mal.

Otro día os cuento más sobre alguna de ellas.

Ah!! Y que no se me olvide, también tomo , un producto que se llama Omegactive de la marca Esi, Son ácidos grasos ( 3,6,7,9 ) de origen vegetal ( lino, onagra.. ) no de pescado.

Si os animáis a probar algo ya me contaréis.

Un besazo!!

Que comáis mucho y bien!!

Por cierto, que much@s me lo preguntáis… Si os queréis poner en contacto conmigo podéis llamar al 654 301 682.

Más besos!