LA RECETA DE AITANA

Hola!!!! Qué tal estáis??? Espero que muy bien a pesar de esta primavera tan revuelta que estamos teniendo, porque menudo frío está haciendo!! Eso si, el campo está taaaan bonito que me consuela!!

Total que aunque estemos en primavera como sigue haciendo frío este año la transición de dieta de invierno a primavera tiene que ser más lenta. Por tanto, aún no es tiempo de ensaladas  a diario , y mucho menos de cenas, ni de frutas por las tardes, por poner un ejemplo.

Por eso la receta que os traigo hoy es de legumbres, típico plato de invierno, pero preparadas de otra forma.Hoy os dejo una de mis recetas favoritas del mundo!! Se la hicimos a Aitana cuando vino como invitada a “ Yo si que como “. Hacedla , porque está riquiiiiiiiiiiisima y es muy fácil!!!

Albóndigas de zanahoria de garbanzos en salsa de azafrán.

Ingredientes para 2 personas:

Una cebolla dulce

2 gr de azafrán

3 zanahorias

200 gr de harina de garbanzos

Una cucharada de levadura bio

Pimienta negra

100 ml de agua

Aceite de Oliva virgen extra

Cilantro

Sal

Elaboración

En una sartén u olla pequeña pochar la cebolla cortada finamente con un fondo de aceite y sal. Añadir 100 ml de agua y el azafrán, dejar reducir un poco y triturar con una procesadora de alimentos. Reservar.

Aitana y yo adorando a nuestra salsa.

En un bol rallar las zanahorias con un rallador grande y mezclarlas con la levadura, la harina de garbanzos, pimienta negra y un poco de sal. Crear unas bolitas y rebozarlas con un poquito de harina de garbanzos.

Freír en aceite de Oliva caliente las albóndigas hasta que se doren y pasarlas por el papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Emplatar las albóndigas salteadas con la salsa de azafrán y decorar con unas hojas de cilantro.

Pasos a seguir:

  1. Pochar las cebollas y seguidamente añadir el agua, la sal y el azafrán.
  2. Triturar la salsa y reservar.
  3. Rallar las zanahorias y mezclarlas con la harina de garbanzos, sal, pimienta negra y la levadura bio.
  4. Crear las albóndigas y freírlas en aceite de Oliva.
  5. Emplatar con la salsa de azafrán y cebollino picado.

 

Si la hacéis ya me contaréis !!

Que comáis mucho y bien.

Hoy pasta sin gluten con salsa de coco y algo más

Hola!!! Qué tal estáis?? Hoy os dejo la receta que las recetas que le hice a Patricia Conde y a Aless Gibaja en mi programa ” Yo sí que como “que se emite todos los martes a las 21:20 h. En Foxlife.

La pasta que elegí es de guisantes , no lleva gluten. Menos mal que cada vez hacen más preparados de alimentos  para los que no pueden o no deben abusar , como es mi caso, del  gluten, Yo la compro en tiendas ecológicas o herbolarios. Por cierto! También hay pastas de garbanzos, ésta de textura es como mas gruesa. Ambas son una gran opción para los que no le gusten las legumbres.

Estas pastas son muy ricas y se hacen en un segundo,  literalmente. Bueno , para no mentir, en tres minutos.

Y qué os puedo decir de la salsa … Que es una delicia!  También podéis utilizar para los platos que más os gusten.

PASTA DE GUISANTES CON SALSA DE COCO 

Los ingredientes para dos personas son: 

  • 250 Grs de pasta de guisantes
  • Agua mineral
  • 250 Cl de leche de coco
  • Aceite de coco
  • Un pelín de chile
  • 1 diente de ajo sin el corazón
  • Media cebolla
  • 1 cucharada rasa de genjibre
  • 1 cucharada de semillas de mostaza
  • 1 cucharada de curry
  • albahaca fresca
image
Pasta de guisantes con salsa de coco

 

 

 

Elaboración:

  • El primer paso es cocer la pasta de guisantes y en tres minutos estará lista. Mientras tanto hacemos la salsa de coco. Es súper fácil.
  • Primero ponemos un poco de aceite de coco en la sartén, lo dejamos que licúe y vamos añadiendo el resto de ingredientes de la salsa:  el chile, luego el ajo, la cebolla, el jengibre, las semillas de mostaza , el curry y por último la leche de coco.
  • Lo dejamos unos diez o quince minutos. Retiramos del fuego, mezclamos con pasta , le ponemos la albahaca fresca por encima y listo!!

Aunque parezca mentira no está nada fuerte!. Si nos quedan trocitos de cebolla muy grandes podemos pasar la salsa por la batidora y listo. Aunque sí la picamos finita no hace falta.

 

 

 

TORTITAS DE AVENA 

Las tortitas de avena son un clásico. La base siempre siempre es la misma :  los copos de avena y leche o bebida vegetal. A eso se le puede añadir lo que no está en los libros : cacao, pasas, dátiles, almendras, arándanos, plátanos, frutas deshidratadas, semillas de lino, de sésamo, … Vamos, lo que tengáis en casa. Es un opción ideal para la merienda o desayunos de los niños. A las de Aless , como le gusta el dulce le puse cacao puro en polvo ( en trocitos también está muy bueno! ) y azúcar moreno de caña integral. Yo me las suelo hacer más simples , sin chocolate ni azúcar porque muchas veces, las utilizo como si fuera pan y las relleno de tofu con aguacate por ejemplo. Para lo que no podéis comer gluten, hay avena sin gluten , y si no la encontráis,  podéis utilizar  los copos de trigo sarraceno o arroz.

A estas tortitas les puse ghee, es una mantequilla clarificada. Es como la mantequilla, pero mejor. En el ayurveda, la medicina tradicional India dicen que es muy bueno para el cansancio, la piel… Para ellos es un alimento medicamento. Otro día os cuento como la podéis hacer en casa.

20161001_210534
¡Sanas y rápidas de hacer!

 

 

Los ingredientes para dos personas son:

  • 3 Cucharadas de cacao puro
  • 6 Cucharadas colmadas de avena
  • 3 Cucharaditas de azúcar integral de caña
  • Un poquito de canela
  • 2 Cucharaditas de semillas de lino
  • 1 Clara de huevo
  • Leche de avena
  • Ghee
  • 1 Plátano

Elaboración:

  • Lo primero es triturar los copos de avena en la batidora, a continuación vamos añadiendo el resto de ingredientes,  el azúcar, la canela, las semillas de lino, la clara de huevo y la leche de avena. Cuando tengamos la mezcla bien homogénea, podemos un pelín  de ghee en  la sartén. Ponemos un poco de la masa en la sartén  y cocinamos las tortitas hasta que estén doraditas.
  • Para acompañar, podemos añadirle plátano troceado y ¡listo!

 

Besos!!!

Que comáis mucho y bien!!

Preparando mi despensa para recibir el otoño

Hola!!! Qué tal estáis??

Aunque para que temine el verano aún nos quedan unos días, yo ya me estoy preparando para recibir al otoño. Estos días de transición entre una estación y otra, dura aproximadamente 18 días (en todas las estaciones pasa lo mismo). Estos días nos ayudan a adaptarnos a la siguiente.

Así como en verano consumimos más alimentos frescos en ensalada, salteados, a la plancha o crudos y nos apetecen más las frutas, en otoño se deberían utilizar otros métodos de cocción con cocciones un poco más largas, con más fuego y presión, por ejemplo, los guisados, los estofados, algun horneado, empezaremos también a introducir sopas o hervidos.

Este tipo de cocción favorece al pulmón que, según la Medicina Tradicional China y la Alimentación Energética, el otoño es la época del año que más le influye tanto a nivel físico (si está débil seremos más propensos a la piel seca, nariz tapada, dolor de cabeza, opresión torácica o seremos más vulnerables al frío ambiental y nos resfriaremos con más frecuencia) como energético (tenderemos a la melancolía, la tristeza o a la aflicción).

Para tonificarlos a través de la alimentación podemos utilizar, sin abusar, especias como la pimienta, el clavo, el jengibre, la canela, la mostaza o el clavo, su sabor picante calienta y promueve la circulación de la sangre y la energía. Además, para las personas que no tengan problemas en la mucosa del estómago favorecen la digestión. Para éstos mejor optar por plantas como la menta o la mejorana, la hierbabuena o hierbaluisa.

Los vegetales que podemos utilizar especialmente en el otoño son el bróculi, las coles de bruselas, la coliflor, el nabo, en general todas las coles, porque los indoles que contiene (la coliflor especialmente) y el sulforafano del brócoli ayudan a desintoxicar el organismo, estimulando el sistema inmune, al igual que el puerro, la cebolla y el ajo. También son de otoño las acelgas, el aguacate, berenjena, la patata, la remolacha y la zanahoria, el hinojo o las alcaparras.

Los cereales como la cebada, el arroz, la avena.

Las legumbres como las azukis, las lentejas o los garbanzos.

Los lácteos en general con mucha moderación porque, especialmente en esta época del año, favorecen la formación de moco y flemas (así como los fritos o los rebozados, las harinas refinadas o repostrería industrial). Si se consumen que sean quesos de cabra u oveja. Y si consumimos yogur, mejor optar por el natural sin edulcorar. A ser posible, evitarlo por la noche.

Las setas también refuerzan nuestras defensas y son de temporada.

Las frutas como el arándano, la frambuesa, la granada, el kiwi, manzana, la naranja, la mandarina, la pera. También son de estación el caqui, los higos o las castañas o las almendras.

fruta

Los pesacados como la sardina o la caballa.

Las carnes, con moderación, como el pollo, el pavo o la ternera.

Los huevos de gallina (a ser posible ecológicos) o codorniz.

Semillas como las pipas de girasol, calabaza y las semillas de sésamo.

Plantas aromáticas como el tomillo, romero, anís estrellado o la salvia. Plantas como la malva o el malvavisco ayudan en caso de tos seca.

Y no olvidar  hacer ejercicios de respiración consciente a diario para potenciarlo. La circulación de la sangre y linfa será fluída.

Que comáis mucho y bien!

DIEZ MINUTOS también en:

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

Preparándome para la primavera

Hola , que tal estáis??!

Ayer estuve en el programa de “Yu No Te Pierdas Nada” en lo 40 Principales, donde me lo paso pipa!!!

Una de las preguntas que me hicieron iba sobre la operación bikini y si es exagerado empezar ahora o no.  Yo contesté que no. Ahora es cuando hay que empezar. Pensaréis que estoy loca (que seguro que no os falta razón) pero ahora es el mejor momento del año para empezar a depurar el cuerpo. Como dije en el programa depurar no es lo mismo que ponerse a dieta.

Y por qué digo esto?? Por que ahora es el momento del hígado y la vesícula biliar.

Lo vemos en la naturaleza porque los días empiezan a ser más largos, hay viento (principal expresión del hígado), más luz y nos empieza a apetecer hacer más cosas.

Para los que me seguís desde hace tiempo ya sabéis que yo hago alimntacion energética (no me baso en las calorías) y  ésta tiene mucho que ver con los ciclos naturales.

El hígado es un órgano que a nivel energético tiende a ” bloquearse” con facilidad porque todo el estrés que sufrimos le cae a él, por eso ahora hay que hacer deporte suave a diario (cosa que en invierno no hace tanta falta).  La gente que tiende a contracturarse o sufrir tendinitis con facilidad lo debería cuidar especialmente en esta época del año, porque el hígado tiene mucho que ver con los tendones, los ligamentos y los músculos. A otras personas en ésta época del año le repercute en las cervicales o dolor de cabeza. También las uñas tienen mucho que ver con él.

Para no enrollarme mucho, paso a deciros qué hay que comer en esta época del año:

Alimentos de sabor ácido:

Porque activan la circulación de la sangre y evitan “los estancamientos”, además estimulan la secreción biliar y por tanto mejora la digestión y absorción de las grasas (el limón por ejemplo es muy útil después de una comida grasa). Desintoxica.

Peeerooo, NO hay que abusar porque haría el efecto contrario, además nos debilitaría la digestión en el estómago.

Alimentos de color verde:

Espinacas, acelgas, lechuga, kale, berzas, perejil, alfalfa, espárragos, ajos tiernos, perejil, apio, berros, algas, alcachofa, col, canónigos, escarola, espárragos, …

bodegon

Los cereales de esta época son el centeno (especialmente), el trigo y el arroz.

Las legumbres: los guisantes, las habas, lentejas y soja verde.

Las frutas: kiwi, limón, mandarina,manzana, naranja,pera, plátano, ciruela, fresón,

También incluir germinados de soja o alfalfa (poca cantidad).

Las cocciones de los platos pueden ser un poco más ligeras como los escaldados y estofados.

El tomillo, el orégano, no os olvidéis de las plantas aromáticas. Son grandes aliadas ahora. Compradlas ecológicas porque no llevan tanta química .

Alimentos a evitar:

Carnes rojas, cordero, charcutería, fritos, salsas, grasas saturadas, picantes, pimienta, jengibre seco, café, alcohol  y horneados.

La infusión de perejil o de hinojo va muy bien ahora, aromatizan el hígado, y evitan la distensión abdominal. ( el de perejil muy bueno no está… ya lo digo.. )

Si incluimos este tipo de alimentación ahora, cuando llegue la primavera en nuestro calendario, no sentiremos tanto la astenia primaveral y todo lo que conlleva : cansancio, eccemas, rinitis etc…

Si os gusta este tema, seguiremos …

Muchos besos a tod@s!!

Que comáis mucho y bien!!

 

 

Empezando la semana con energía!!

Hola!! Qué tal ha ido el fin de semana???
A mí se me ha hecho muy corto, pero ha tenido cosas muy buenas. Si tengo que destacar algo sería, sin lugar a dudas, el cocido de ayer en casa de mi amiga Lola. Es una cocinera de primera!!!!! Gracias Lola!!!
Mesa de cocido dominguero preparada
Mesa de cocido dominguero preparada
Yo, como no como carne, me decanto por los garbanzos, las patatas, el repollo y las zanahorias. Aunque, desde el punto de vista energético las patatas y las legumbres no combinan muy bien, de vez en cuando, hay que saltarse las reglas!

Yo de este cocido he comido la sopa, repollo, zanahoria, pimentón, patata y, por supuesto, los garbanzos.

La sopa de Lola
Las verduras del cocido

 

Voy a “diseccionar” algunos  ingredientes para que veáis lo sano que es:

Las zanahorias, además de tonificar el estómago y reforzar las defensas, son  depurativas ( lo que nos gusta esta palabra!), así que nos ayudan a eliminar toxinas y alcalinizantes.  Son ideales para incluirlas en este plato porque tanto las legumbres como la carne acidifican bastante.

El repollo también es depurativo, evita la retención de líquidos. La patata (aunque su época es en verano) también ayuda a neutralizar la acidez del estómago.

Las legumbres combinan muy bien con cereales y verduras; con los cereales porque tienen el aminoácido que les falta (la metionina) para hacer una proteína completa y con las verduras porque ayudan a rebajar la acidez que provocan (por culpa de las purinas que luego se transforman en ácido úrico). Las legumbres también tienen mucha fibra, imprescindible para una buena higiene interna. Además, ralentiza la absorción de los azúcares o de las grasas, cosa que viene genial si comemos chorizo o la grasa de la carne. Y una cosa importante, evita el estreñimiento!!!!!! Las legumbres también son buenas para controlar la hipertensión arterial gracias a su contenido en potasio. También tienen hierro, lo que las hace ideales para comer cuando estamos cansados o tenemos anemia. Y tiene cobre y zinc que nos ayudan a tener la piel sana, en concreto el zinc es imprescindible para sintetizar una enzima antioxidante poderosísima!! Las legumbres también evitan la formación de cálculos biliares. Vamos, que sirven pa´to!!!
Los garbanzos
Los garbanzos
Las legumbres tiene fama de ser muy “gaseosas”. Para evitarlos, que por cierto los forma esa piel finita que las recubre, las podemos poner a remojo 12 horas antes ( lo ideal sería cambiar el agua dos veces) y mejor si está hirviendo. También le podemos poner cominos.
La gente le tiene miedo  porque dicen que engordan pero yo estoy muy a favor. De hecho creo que se deberían comer más a menudo. Cuando digo que como legumbres mucha gente siempre me dice ‘¿pero no engordan muchísimo???’. Pues desde mi punto de vista NO. Ahora, como os digo siempre, lo importante son las “combinaciones”. Seguro que si las comes con verduras y un poco de arroz, además de no engordar, te vas a sentir de maravilla!!!! Creo que es mejor comer más legumbres y menos carnes.
Viva el cocido madrileño (o de donde sea)!!!!!
Que comáis mucho y bien!!